CAMINOS TRILLADOS
Rosa Mascarell Dauder
Blog en EQUÁNIMA, Jue, 29/03/2012 - 21:47



B
Ha abierto nuevos caminos —únicamente porque tenía el valor de continuar sin preguntarse si otros lo seguían o incluso lo comprendían.
No vigiles cada uno de tus pasos: sólo quien mira a lo lejos encuentra el camino.
Dag Hammarskjöld

Hammarskjöld fue, en palabras del presidente Kennedy, el mayor hombre de estado del siglo XX (“the greatest statesman of our century").



La industria necesitaba mano de obra obediente y con una inteligencia aplicada a las órdenes recibidas, no más, no menos. Y acorde con esta necesidad iba el sistema de formación de buenos obreros. Pero la industria se fue robotizando por un lado y emigrando a países emergentes por otro.

La actual sociedad del conocimiento apoyada con la tecnología de la comunicación ya no necesita buenos obreros —quizás todavía leales soldados—, necesita personas con ideas. Pero nuestro actual sistema educativo sigue formando buenos obreros. Es esencial para la fábrica que no se cometan errores y así hay que entrenar a los jóvenes: los errores te dejan suspendido, las desviaciones expulsado.

Esto supone que nos incorporamos al trabajo en esta era del conocimiento sin haber podido arriesgarnos a tener nuevas ideas, con miedo a ir por caminos no descubiertos. Con miedo para decidir fuera de lo trillado.