EN MEDIO DE LA INCERTIDUMBRE
Rosa Mascarell Dauder
Blog en EQUÁNIMA, Jue, 10/05/2012 - 11:46



B
   


Ante los excesos de agitación, de dispersión mental y los innumerables cultos a «realidades falsas» a los que estamos sometidos en las sociedades actuales, me ha parecido muy oportuno contribuir a crear un espacio y unas imágenes que favorezcan el recogimiento, la concentración y, en definitiva, una mayor aproximación a nuestra verdadera naturaleza.

 Antoni Tàpies, 1996



Aunque seamos animales sociales y el éxito de una empresa esté basado en el trabajo de equipo, de vez en cuando necesitamos concentrarnos en nosotros mismos. Hay un tiempo para la colaboración y el diálogo, pero tiene que haber un tiempo también para la soledad, el silencio y la concentración. Esencial en cualquier actividad y ante cualquier decisión.

El modelo ágil de las empresas start-up se impone: mucho tiempo para ejecutar el proyecto y poco de estrategia y análisis. En momentos de incertidumbre parece lo más correcto: estar pendientes del mercado y dispuestos a adaptarse al mínimo cambio. Este modelo supone mantener un ritmo de trabajo acelerado que sólo se puede soportar por unas grandes expectativas y una gran cohesión emocional entre el equipo.

Tapies diseñó para la Pompeu Fabra el espacio del que nos habla en la cita. La Universidad no es la empresa todavía, es un lugar de formación en el que parece importante recordar que no todo es acción contrarreloj, que tenemos que reflexionar sobre nuestras acciones o corremos el peligro de vivir dirigidos y sin libertad. También hay que aprender a estar solos con nosotros mismos, pararnos, pensar, conocernos, analizar el entorno e imaginarnos cómo podemos cambiar las cosas.